Mañana es nuestro “Domingo de Visión 2020” una celebración de la fidelidad de Dios y un vistazo a nuestro futuro como iglesia. Tendremos la grata presencia de algunos ministros de habla Ingles, que han sido instrumentales en nuestra historia como iglesia. Douglas Fultz, de The Solomon Foundation estará con nosotros y presentará un “grant” o regalo a nuestra iglesia, será una celebración que usted no quiere perderse. Le pedimos a todos que oren por este servicio y que muestre la mayor amabilidad y gratitud con Mr. Fultz y los otros ministros presentes.

¡Dios ha hecho mucho con poco! Creemos que falta mucho por hacer, muchas victorias por conquistar, muchas almas por alcanzar y muchos sueños que lograr ¡Confiamos que el Dios que nos ha acompañado hasta aquí, será fiel en cumplir TODO Su propósito en, con y a través de nosotros!

 


Cambio de hora


El horario de verano llega el 8 de marzo de 2020. Para ello, tendrás que adelantar tu reloj una hora para darle la bienvenida Daylight Saving Time (DST). Esto significa que perdemos una hora de sueño y que mañana nuestra celebración dominical, también el “Domingo de Visión” comenzará una hora antes de lo que nuestros cuerpos ya están acostumbrados.

Como ya sabes, el cambio de horario se realiza dos veces al año: se adelanta una hora a principios de primavera y se retrasa una hora en el otoño, todo con el fin de ahorrar energía.

Adelanta todos los relojes una hora

Todo lo que está conectado al Internet cambiará automáticamente, así que no te preocupes por tus gadgets, sino por los relojes tradicionales. Así que hoy sábado, 7 de marzo por la noche, adelanta manualmente tus relojes una hora antes de dormir y al despertar, revisa tanto tus gadgets como tus demás relojes, pues nunca está de más una segunda ronda de revisión. No lleguemos tarde al servicio, comenzaremos a las 11:00 AM.

 


Precaución y responsabilidad, NO pánico


Les animamos a no tener pánico, sino ser responsable y actuar con precaución ante las amenazas del Coronavirus o covid-19.

Lávese bien las manos y no se toque los ojos, la boca o la nariz. Si fuera necesario, salude a los demás en una forma que no implique contacto físico; y no se sienta mal si alguien prefiere no saludarle.

En el templo tendremos “hand sanitizers” para que lo utilice tantas veces sea necesario.

¡Muchas gracias y que Dios le bendiga!

Pastor Alain.

Pin It